Baños Electrolíticos Zinc Níquel

Baños de zinc níquel

Los baños electrolíticos de zinc níquel son un proceso de recubrimiento de superficies metálicas utilizado para mejorar la durabilidad y resistencia de las mismas, así como la estética, protegiéndolas con una capa de níquel.

Los baños electrolíticos de zinc níquel para metales consisten en sumergir las piezas en una solución de zinc y níquel y aplicar una corriente eléctrica para depositar una capa uniforme de esta aleación en la superficie.

Una de las principales propiedades de esta aleación es su alta resistencia a la corrosión, lo que alarga significativamente la vida útil de las piezas metálicas, así como la mejora de la calidad y el rendimiento de las piezas, que pueden soportar aplicaciones más exigentes con una mayor fiabilidad.

Protege tus piezas metálicas con nuestro baño de zinc níquel

En Manuel Roca ofrecemos un servicio de baños de zinc níquel para piezas metálicas que protege y mejora la calidad de los metales, avalado por nuestros más de 30 años de experiencia en el sector de los recubrimientos electrolíticos.

Los baños de zinc níquel para piezas de metal son especialmente beneficiosos para piezas expuestas a ambientes corrosivos o que precisen una mayor durabilidad, ya que gracias a este proceso de recubrimiento, las piezas obtienen una capa uniforme que las protege de la corrosión, mejorando su resistencia al desgaste y a la abrasión.

Los baños de zinc níquel anticorrosivos son muy utilizados para el recubrimiento de piezas metálicas de coches, maquinaria industrial, dispositivos electrónicos o herramientas, entre otras muchas aplicaciones.

En nuestra empresa realizamos acabados con baño de zinc níquel con la tecnología más avanzada y eficaz del mercado, utilizada por un amplio equipo de profesionales altamente capacitados que garantizarán los mejores resultados.

Expertos en baños electrolíticos de zinc-níquel para metales

Manuel Roca es una empresa especializada en baños electrolíticos de zinc-níquel para metales, con una larga trayectoria de más de 30 años en el sector y los mejores profesionales en recubrimientos metálicos.

Si estás interesado en realizar un baño electrolítico de zinc níquel a tus piezas metálicas, puedes ponerte en contacto con nosotros completando el siguiente formulario o llamando directamente al 965 55 04 77. Te informaremos, asesoraremos y elaboraremos un presupuesto personalizado sin ningún tipo de compromiso.

Los baños de zinc-níquel se utilizan ampliamente en la industria automotriz, aeroespacial, electrónica y en la fabricación de maquinaria, debido a que ofrece una gran resistencia a la corrosión y una mayor durabilidad. Estos recubrimientos son ideales para piezas que deben soportar condiciones extremas y requieren una protección superior contra el desgaste y la oxidación.

Los baños electrolíticos de zinc-níquel para metales ofrecen ventajas importantes respecto a otras aleaciones, destacando principalmente la superior resistencia a la corrosión, especialmente en entornos agresivos.

Además, proporcionan una mayor adhesión al sustrato metálico, mejoran la resistencia al desgaste y a la abrasión, y proporcionan una mejor tolerancia a altas temperaturas en comparación con otros recubrimientos.

La durabilidad de los baños electrolíticos de zinc-níquel depende principalmente del espesor del recubrimiento y las condiciones ambientales a las que se exponga la pieza metálica. Por lo general, este tipo de recubrimientos suelen durar varios años, proporcionando una protección duradera y eficaz contra la corrosión y el desgaste.