Baños Electrolíticos Zinc

Baños electrolíticos para metales

En Manuel Roca contamos con más de 40 años de experiencia en la realización de recubrimientos de piezas metálicas acabados con baño electrolítico, y estamos especializados en el recubrimiento de metales con zinc.

Apostamos por esta técnica porque los baños electrolíticos para piezas de metal son una excelente solución para alargar la durabilidad de los metales, con la que conseguimos satisfacer las necesidades de nuestros clientes y superar sus expectativas.

Para ello, disponemos de unas instalaciones con cinco líneas de bombos y una estática, lo que nos permite aumentar la producción significativamente, ubicadas en una nave industrial diseñada específicamente para ello.

Nuestro compromiso es ofrecer los mejores baños electrolíticos anticorrosivos del mercado, permitiendo a nuestros clientes la posibilidad de escoger entre diferentes colores y acabados en función de lo que necesite. Y, por supuesto, en caso de que exista cualquier mínima duda, te asesoraremos de forma personalizada y sin compromiso para ayudarte a escoger el mejor acabado.

Servicios de baño electrolítico para metales

En Manuel Roca contamos con más de 40 años de experiencia en la realización de recubrimientos de piezas metálicas acabados con baño electrolítico, y estamos especializados en el recubrimiento de metales con zinc.

Apostamos por esta técnica porque los baños electrolíticos para piezas de metal son una excelente solución para alargar la durabilidad de los metales, con la que conseguimos satisfacer las necesidades de nuestros clientes y superar sus expectativas.

Para ello, disponemos de unas instalaciones con cinco líneas de bombos y una estática, lo que nos permite aumentar la producción significativamente, ubicadas en una nave industrial diseñada específicamente para ello.

Nuestro compromiso es ofrecer los mejores baños electrolíticos anticorrosivos del mercado, permitiendo a nuestros clientes la posibilidad de escoger entre diferentes colores y acabados en función de lo que necesite. Y, por supuesto, en caso de que exista cualquier mínima duda, te asesoraremos de forma personalizada y sin compromiso para ayudarte a escoger el mejor acabado.

Especialistas en baños electrolíticos para piezas metálicas

Conscientes de que la corrosión es uno de los mayores problemas de los metales, en Manuel Roca somos expertos en baños electrolíticos de zinc para metales, con los que conseguimos proteger cualquier metal de la corrosión, manteniendo su estética y funcionalidad durante mucho más tiempo.

Si estás interesado, ponte en contacto con nosotros a través del formulario o de nuestro número de teléfono y protege tus pizas metálicas con un baño electrolítico. Es la solución que estabas buscando.

Los baños electrolíticos sirven para proteger los metales de la corrosión, lo que se traducirá en una mayor vida útil y en una mejor apariencia. Además, permitirá reducir la fricción y aumentar la conductividad eléctrica de piezas metálicas. Para ello, se deposita una capa delgada de metal sobre otra pieza metálica introducida en una solución electrolítica, que da como resultado un metal mucho más fuerte y resistente a la oxidación.

La mayor ventaja del baño electrolítico es que consigue aumentar significativamente la durabilidad de los metales, realizando una importante mejora de sus propiedades que se plasma en una mayor resistencia a la corrosión y al desgaste, y en la mejora de su apariencia y capacidad de conductividad.

Así mismo, aseguran un recubrimiento uniforme incluso en los metales con formas más complicadas, permitiendo llevar a cabo un control del grosor de la capa metálica mucho más preciso.

No existe una respuesta exacta, porque la duración de un baño electrolítico depende de varios factores, como el tipo de metal que se utilice, el grosor de la capa o el uso que reciba el metal que se va a recubrir. Por lo general, los baños electrolíticos de metales pueden durar varios años sin ningún problema, siendo importante que los metales reciban un mantenimiento adecuado para así maximizar su vida útil y evitar que pueda estropearse.