Zinc-níquel

Servicio de recubrimiento con Zinc Níquel

Calidad asegurada

Zinc Níquel Cromatizado Gris

Es un revestimiento uniforme en toda la pieza de tonalidad gris, libre de cromo hexavalente, por lo tanto, hablamos de un pasivado trivalente que proporciona una alta resistencia a la corrosión alcanzando las 800-1000 horas de cámara de niebla salina sin corrosión roja (según norma ASTM B-117). El depósito obtenido presenta durezas superiores a 500 HVN.

Con este tipo de recubrimiento de zinc níquel aseguramos una calidad inmejorable para las piezas.

El recubrimiento Zinc Níquel ácido es un proceso con el que se reviste la totalidad de una pieza metálica en una tonalidad gris, libre de cromo hexavalente, por lo que se trata de un pasivado trivalente que proporciona una alta resistencia a la corrosión, alcanzando las 800-1000 horas de cámara de niebla salina sin corrosión roja (según norma ASTM B-117). El depósito obtenido presenta durezas superiores a 500 HVN.

Siendo el recubrimiento más utilizado en Manuel Roca, con el recubrimiento metálico con Zinc Níquel garantizamos la mayor calidad de las piezas, ya que se trata de un material que tiene una excelente conductividad térmica, una textura homogénea con una buena distribución del metal y, además, es una buena base para posibles aplicaciones posteriores. A todo esto hay que sumarle que es un proceso totalmente respetuoso con el medio ambiente. El proceso de Zinc Níquel Ácido mediante bombo, con un espesor medio de 8 micras en acabado cris exento de Cr VI, y lo utilizamos para multitud de aplicaciones, como el metalizado de función de hierro o piezas de zamak. Si quieres saber más o estás interesado en nuestros acabados de zinc níquel ácido, contacta con nosotros sin ningún compromiso.

Profesionales en revestimientos de Zinc-Níquel electrolítico

Nuestro equipo de expertos está altamente capacitado en la aplicación de recubrimientos de zinc-níquel electrolítico. Este proceso de revestimiento proporciona una capa uniforme y resistente en sus componentes metálicos, lo que garantiza una protección duradera contra la corrosión y el desgaste. Nuestra tecnología de vanguardia y nuestro compromiso con la excelencia nos convierten en la elección ideal para todas tus necesidades de recubrimiento de zinc-níquel.

Servicios profesionales de Zinc-Níquel para piezas metálicas

En Manuel Roca SL, ofrecemos una amplia gama de soluciones de zinc-níquel para piezas metálicas. Si necesitas recubrimientos de zinc-níquel para aplicaciones automotrices, aeroespaciales o industriales, estamos preparados para brindarte la mejor calidad y atención personalizada. Nuestro objetivo es asegurar que tus piezas metálicas estén protegidas de manera óptima contra la corrosión y los factores ambientales adversos.

Si estás interesado en recubrimientos metálicos con zinc-níquel o cualquier tipo de recubrimiento de zinc-níquel, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ofrecerte los mejores servicios de zinc-níquel disponibles en el mercado. Protege tus piezas metálicas y asegura su longevidad con nuestro servicio de recubrimiento de zinc-níquel de primera calidad.

Acabados de Zinc Níquel

Los acabados de zinc níquel son unos de los más demandados por los excelentes resultados que ofrecen tanto a nivel de rendimiento como de estética. El recubrimiento Zinc Níquel ácido (ZnNi) ofrece una elevada protección frente a la corrosión, caracterizándose por ser un recubrimiento que presenta una elevada resistencia a la temperatura, incluso tras haber realizado un shock térmico. Los recubrimientos de Zinc Níquel ácido resultan incluso más resistentes frente a la corrosión que los de Zinc Lamelar, ya que tiene una dureza superior y son más resistentes al desgaste.

El zinc-níquel ácido, también conocido como zinc-níquel al ácido o ZnNi, es un tipo de recubrimiento metálico utilizado en la industria de la galvanización y la metalurgia para proteger piezas metálicas de la corrosión y mejorar sus propiedades. Este recubrimiento consiste en una aleación de zinc y níquel que se deposita sobre la superficie de las piezas mediante un proceso electroquímico, generalmente utilizando baños de ácido.

La resistencia de los recubrimientos de zinc-níquel a una temperatura de hasta 300 °C permite el uso de estos recubrimientos en aplicaciones que requieren altas temperaturas de exposición, tales como en el compartimiento del motor y los componentes del freno. El recubrimiento de Zn Ni, además de su elevada resistencia a la corrosión destaca por su gran dureza frente a la abrasión, como son las piezas que van en las zonas inferiores de los vehículos. Nuestra empresa, MANUEL ROCA, S.L. aplica el proceso de Zinc Niquel Ácido en sistema de tambor (bombo) con espesores medios de 8 micras en acabado gris, exento de Cr VI. En la actualidad, los nuevos sistemas de zinc-níquel ácido están siendo utilizados para distintas aplicaciones, sirva como ejemplo el metalizado de fundición de hierro o piezas de zamak.

Los recubrimientos de zinc-níquel ácido son altamente resistentes a los ambientes corrosivos. Los resultados de los ensayos en niebla salina neutra para piezas de hierro como ISO 9227 y ASTM B117 son muy satisfactorios. La duración del ensayo en niebla salina neutra es de normalmente 720, 914 o 1.008 horas, dependiendo de la especificación. Sin embargo, el recubrimiento puede soportar varios miles de horas sin observarse corrosión del sustrato. Por lo general, la prueba se completa sin que aparezca corrosión roja. Por otro lado, la gran ventaja de nuestro acabado en zinc-níquel ácido frente al zinc-níquel convencional, es el recubrimiento de piezas de fundición o de zamak. La duración del ensayo en niebla salina neutra en piezas de zamak, es de 360 horas aproximadamente. Es cuando, la pieza de zamak sufre un 5% de corrosión blanca del total de su superficie.

El tratamiento de zinc-níquel se destaca por su versatilidad y eficacia en una amplia gama de industrias debido a su capacidad para proporcionar una protección excepcional contra la corrosión y resistencia al desgaste. En la industria automotriz, se utiliza en componentes clave como frenos, sistemas de suspensión y partes del motor para garantizar la seguridad y durabilidad de los vehículos, especialmente en condiciones climáticas variables. En la industria aeroespacial, se emplea en componentes estructurales y piezas expuestas a condiciones extremas para mantener la confiabilidad y el rendimiento de las aeronaves. Además, en la industria de la energía, incluyendo plantas nucleares y convencionales, se utiliza en equipos sometidos a ambientes corrosivos, asegurando la integridad de los sistemas.

En la industria electrónica, el zinc-níquel se aplica en conectores y componentes de circuitos impresos para garantizar su funcionamiento fiable, especialmente en dispositivos utilizados en entornos hostiles. Las aplicaciones marinas y offshore, como barcos y plataformas petroleras, se benefician del zinc-níquel debido a su resistencia a la corrosión en ambientes marinos desafiantes. En la industria química y petroquímica, se emplea en equipos expuestos a productos químicos corrosivos para proteger las piezas críticas. Además, en la industria militar y de defensa, el zinc-níquel se utiliza en una amplia gama de aplicaciones, desde armamento hasta vehículos y sistemas de comunicación, donde la resistencia a la corrosión y la durabilidad son fundamentales en entornos de defensa.

Finalmente, en la construcción, el zinc-níquel se usa en piezas expuestas a la intemperie, como anclajes y pernos, para asegurar una larga vida útil de las estructuras y la seguridad de las construcciones. En resumen, el tratamiento de zinc-níquel es esencial en estas industrias debido a su capacidad para prolongar la vida útil de las piezas y garantizar el rendimiento en condiciones adversas y corrosivas, lo que lo convierte en una elección preferida en numerosos sectores industriales críticos.

Las ventajas de las aleaciones de Zinc-Níquel frente a tratamientos electrolíticos tradicionales incluyen una mayor resistencia a la corrosión, mayor durabilidad, mejor adhesión, resistencia a la abrasión, aspecto estético y cumplimiento de estándares ambientales.